amor / artículos / emociones

SI TE ENOJAS ME ENOJO

tipos_de_enojo

              Una de las emociones mal manejadas que más problemas genera en cualquier relación es el enojo, tradicionalmente los padres hemos educado a los niños de tal forma que les hacemos pensar que enojarse es malo y no es así, solamente hay que enseñar a manejar la emoción, pero antes, para saberlo hacer debemos conocer cuál es el propósito superior del enojo, pues bien, es más sencillo de lo que podemos imaginar…poner límites, así es, nos enojamos para hacernos respetar, para que los demás no transgredan nuestro espacio, nuestro ser, nuestro esencia, imagina a un perro con un jugoso hueso, llega otro perro e intentar quitárselo, ¿cuál es la reacción obvia?, gruñir como señal de enojo para marcar el límite y evitar que el otro perro lo quite el hueso, y de esta forma lo logra exitosamente, ahora bien, como seres humanos no podemos ir por la vida gruñéndole a los demás cada vez que se acerquen a nosotros, pero lo que es inevitable aprender a hacer es marcar límites positivos desde el corazón, cuando no lo hacemos, los demás se quedan solo con el trago amargo del enojo y no hay ningún cambio que resulte positivo para la persona que se ha enojado, al contrario ahora hasta se ganó la etiqueta de “enojón” y quizá haya perdido relaciones valiosas, cuando en terapia el consultante necesita integrar una frase como “Pongo límites positivos desde mi corazón”, la primera reacción es “¿Olga y eso existe?, ¿cómo se hace” pues bien, esto implica permitir que sea tu corazón el que exprese lo que está pasando, cuando hablamos desde el enojo, es el hígado el que está hablando, y te recuerdo que este órgano tiene una función muy importante en nuestro cuerpo, en medicina tradicional China lo llaman el gran general que consiste básicamente en separar los nutrientes de las toxinas y mandar cada cosa a la parte del cuerpo que lo necesita, entonces imagina que llega el enojo al hígado, y en lugar de mandarlo al corazón ya purificado, lo manda llena de toxicidad  y es desde donde decimos cosas que deberíamos de haber eliminado, por ejemplo, haberlas mandado al intestino grueso, por ejemplo en adolescentes es común que se expresen hacia sus papás con un “te odio”, pero si tienes hijos en esta edad o en algún momento te lo dijeron ¿realmente crees que sea así? Pues yo lo dudo mucho, simplemente no están haciendo nada con su enojo, es una mezcla de lucha por el poder, control y berrinche, cuando hablamos desde el corazón, reconocemos nuestra vulnerabilidad, dejamos de poner esa terrible máscara de poder y fuerza que da el enojo y nos convertimos en quien realmente somos, regresando al caso del adolescente, supongamos que el enojo fue por no poder ir a una fiesta, la forma coherente de arreglar el asunto sería expresar a sus papás que el no ir le da tristeza o quizá le parezca injusto porque ha tenido un buen desempeño en la escuela y tiene un sentimiento de injusticia, de esta forma podría quizá negociar, pero yéndose al enojo sólo logra hacer lo siguiente:

  1. Sentirse en un desequilibrio físico y emocional.
  2. Tener Culpabilidad
  3. No resolver.
  4. Lastimarse y lastimar a los demás.
  5. Nublar su visión y perder oportunidades.
  6. Entrar en un ciclo de violencia (física o emocional)
  7. Generar consecuencias negativas en su vida.

Como ya mencionaba antes, el enojo es un arma de doble filo, puede llegar a ser adictivo, ya que el “temor” infundido a los demás por la connotación de agresión que lleva, esto da a la persona una sensación de poder, seguridad y control, pero atrás de ello está el miedo a mostrarse, ya que sin el enojo, no hay armas, la armadura se cae y se queda expuesto a que los demás lastimen. Formas coherentes del liberar el enojo, en su mayoría son en solitario, te recomiendo que preferentemente sea en manos de un experto para que te ayude a expresarlo adecuadamente liberando tola la toxicidad y de esta forma quede espacio para hablar desde el corazón  con amor incondicional haca si mismo y hacía los demás, una formas de liberar el enojo pueden ser golpeando una  almohada, ¡es muy sencillo y liberador!. El ciclo para que puedas verlos más claro es el siguiente:

enojo

Aprende a conocerte, pero sobre todo a amarte, pierde el miedo a mostrar tu verdadera esencia, tu ser amoroso y brillante, tu amor, cuando estás seguro de quien eres, lo demás pierde peso, perdónate y sigue hacia adelante, vivir sin enojo es vivir en el amor.

 

Olga Caraza

Comentarios

Ivan Ortiz
diciembre 3, 2014 a las 6:31 am

MUCHAS FELICIDADES POR SU PAGINA, TE QUEDO GENIAL.



Jose Antonio Mtz. Alba
marzo 11, 2015 a las 11:29 pm

mandame por favor el articulo » SI TE ENOJAS ME ENOJO» a mi correo , perdí mi empleo de todo estoy muy irritable y violeto y me desquito con todas las personas de mi trabajo y de mi familia. necesito de tu ayuda. muchas gracias Jose Antonio



    serjumanca
    marzo 12, 2015 a las 1:40 am

    Estimado José Antonio, lamento mucho lo de tu empleo, recuerda que todo sucede por un motivo, ¡todo es perfecto!. Con mucho gusto te puedo apoyar, estoy a tus órdenes. El artículo que me solicitas lo puedes consultar en la página de JUMANCA. Saludos y bendiciones!



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *