amor

¿CUÁNDO LLEGA EL AMOR VERDADERO?

pareja_caballos

                          Seguramente te has hecho esta pregunta miles de veces, en aquél momento cuando terminaste esa relación que comenzó como cuento de hadas, o quizá llevas tanto tiempo sin una pareja que sientes que nunca llegará la persona indicada, y ¿qué tal cuando te enteras de alguna separación?…son tantas las circunstancias que nos llevan a hacernos esta pregunta que nos saturamos y perdemos de vista la respuesta, que está frente a nosotros, en un intento compulsivo de encontrar el amor verdadero, recurrimos a amigos, compañeros de trabajo, el internet, fiestas, antros, en fin, un sin número de opciones donde creemos que se puede encontrar esa persona maravillosa que cambiará nuestro mundo.

 

              Para muchas personas, si no es que para la gran mayoría en algún momento de nuestra vida, esta búsqueda resulta una tortura, cuántas veces no te has preguntado ¿qué hice mal?, ¿qué pasó?, ¿por qué mi pareja cambió tanto?, ¿quién de los dos tiene la razón?, y así comienza un discurso interminable en nuestra cabeza, haciendo miles de suposiciones, pasamos de la tristeza, al odio, a la euforia, etc, y simplemente ninguna respuesta nos satisface, y claro, mucho menos aquella que sea un indicativo de que “la responsabilidad es mía”.

              Pues bien, me tomaré el atrevimiento de decirte que si aún no tienes la relación amorosa que tu deseas, es tu responsabilidad…así es, un gran porcentaje de las parejas se conforman en base a las necesidades insatisfechas de uno o ambos miembros, es decir si una persona es insegura, quizá busque relacionarse con alguien que le aporte esa dosis de seguridad que necesita, y es así como empezamos a compensar, ¡ah! Y claro si la pareja no aporta lo que yo necesito es un claro motivo de conflicto, tan solo recuerda cuántas veces no has pensado “nadie me conoce mejor que mi pareja, ¿cómo fue que no terminamos juntos?”, ¿cierto?. Otro error muy común que cometemos en la fase del enamoramiento es no ver los defectos de la otra persona, y creemos que es perfecta, obviamente cuando “se quita la máscara” y descubrimos su verdadera identidad, deja de ser ese Dios del Olimpo para convertirse en un simple mortal. Hasta ahora quizá no te identificas con los escenarios anteriores, pues bien, te hablaré de otra señal clara de una relación sin futuro, el famoso “yo le doy todo”, es decir, el centro de tu universo es tu pareja, no te importa que tenga defectos, le das todo lo que te pide, dejas a tus amigos, trabajo, familia, todo, por hacer su voluntad, su palabra es ley, y no hay punto de discusión y te encuentras en un continuo reproche “¡yo te doy todo!” y empieza un círculo vicioso de reproches, tristeza, enojo, desconfianza, fantasías, obviamente todo esto en solitario, no vaya a ser que la pareja se disguste y ahí acabe la relación. ¿Aún no te identificas con ninguna historia?, hay otra más, en ocasiones simplemente no entendemos como alguien puede tolerar violencia física, psicológica o sexual y vivir en continua depresión por lo que la pareja hace o no hace y el argumento es “no voy a encontrar nada mejor”, “¿quién podría amarme?”, “no atraigo a ninguna persona”…suena fuerte pero es la realidad y ¿aún sigues sin darte cuenta porque no has encontrado al amor de tu vida?.

              Como anteriormente lo señalé, es tu responsabilidad el no estar aún con el amor de tu vida, ¿ya volteaste a ver a esa persona maravillosa que te acompaña todos los días?, exactamente, hablo de ti, y quizá aún no lo entiendes y te lo diré más claro…para que el amor verdadero llegue a tu vida debes amarte a ti más que a nada ni nadie en el mundo, para muchos suena egoísta, pero realmente no lo es, cuando te amas se desencadenan muchos sentimientos positivos, como el valorarte, respetarte y cuidarte, entonces estarás tan lleno de amor que te sobrará para poderlo dar y para poder recibir con amor lo que el otro puede dar, pero, sin conformarte, es decir en el momento que tú te ames, atraerás a personas que también lo hagan, y entonces tu relación se basará en un dar y tomar de forma equilibrada, en que juntos puedan trascender los conflictos y ayudar al otro a ver sus defectos, pero para poder crecer juntos, para una pareja sana los problemas no son más que oportunidades para hacer más sólida la relación y sobre todo para su desarrollo humano, cuando te amas cuidas tu salud física y tu salud emocional, y entonces dejarás de operar a base de condicionamientos y te dejarás de conformar con el pobre amor que alguien te dé, por que estarás convencido de que mereces amar y ser amado, sabrás poner límites a los demás desde el corazón, y serás la persona que mejor te conoce y también la que más te ama.

              Suena a mucho trabajo, ¿no es así?, efectivamente, la buena noticia es que todos esos supuestos fracasos, no lo han sido, son pruebas que se te han enviado para que seas mejor persona, son los espejos de lo que debes fortalecer en ti y cada vez que venga un reproche o ataque de ira contra una expareja mejor envía buenos deseos y bendiciones, observa que puedes aprender, qué puedes agradecer, y elije trascender, cambiar y siempre hacia un estado más elevado de coherencia, deja ir los lamentos y los reproches hacia quienes consideres culpables de quien eres, sea tu familia, pareja, amigos, te invito a que dejes de darle tu poder a los demás y tomes las riendas de tu vida en tus manos, y comiences a ser la mejor persona que puedes ser, que comiences a ser la persona que tu elijes ser, porque solo cuando estés listo para el amor verdadero ten por seguro que de la manera que menos esperas llegará a tu vida, y ahí te darás cuenta que el amor no es una utopía, que no debe ser sufrido y trágico para que sea real, el amor solo es amor cuando tú eres amor.

Olga Caraza

Comentarios

Pilar
enero 23, 2018 a las 10:58 pm

No dudo de la buena intención del artículo, pero no estoy de acuerdo. Uno/a puede amarse plenamente a sí mismo/a y no haber encontrado reciprocidad en el amor. Es lo que tiene el amor humano, no siempre lo goza el que lo merece.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *